miércoles, 22 de febrero de 2012

T7A OPERACIONALIZACIÓN DE VARIABLES

Es un paso importante en el desarrollo de la investigación. Cuando se identifican las variables, el próximo paso es su operacionalización, es decir hacerla tangible, hacerla operativa, medible o por lo menos registrable en la realidad.


Cuando se habla de operacionalización de las variables nos estamos refiriendo al proceso mediante el cual logramos convertir las ideas de investigación expresadas en los objetivos y/o hipótesis formuladas, en acciones específicas que permitan su valoración real mediante la aplicación de las estrategias y procedimientos que permitan determinar su manifestación real en la realidad estudiada.

La operacionalización de variables es el proceso de transformación de una variable en otras que sean susceptibles de medir. Para lograr esto se descomponen en otras más específicas llamadas dimensiones y éstas se transforman en indicadores.

Es decir, consiste en precisar que aspectos de los que se busca y que están expresados en los objetivos específicos de la investigación, vamos a precisar a través de los diferentes instrumentos utilizados para la recolección de la información. 

Para tal fin se recomienda determinar:

a. La variable presente en cada objetivo: cualquier característica de la realidad que puede ser determinada por observación y que puede mostrar diferentes valores. Tamayo (2001).
b. La definición operacional de esa variable: en qué consiste y hasta dónde abarca esa variable
c. Las dimensiones que se pueden precisar en esa variable: representa las grandes categorías que podrían caracterizar a la variable o, factores que se precisarán en el proceso de recolección de la información. La descomposición mínima se realiza en dos dimensiones, pero pueden ser más.

d. Indicadores: representan los aspectos específicos que se detallarán en el momento de la recolección de la información; son las aristas que pudieran manifestarse en la variable o las dimensiones de cada variable.

Es un proceso que se inicia con la definición de las variables en función de factores estrictamente medibles a los que se les llama indicadores.  El proceso obliga a realizar una definición conceptual de la variables para romper el concepto difuso que ella engloba y así darle sentido concreto dentro de la investigación, luego en función de ello se procede a realizar la definición operacional de la misma para identificar los indicadores que permitirán realizar su medición de forma empírica y cuantitativa, al igual que cualitativamente llegado el caso.


La operacionalización de variables es el proceso de la definición conceptual y operacional de las variables de la hipótesis pasando de un nivel abstracto a un nivel concreto y específico a efectos de poder observarla, medirla o manipularla, con el propósito de contrastar la hipótesis.

La Definición Conceptual

Básicamente, la definición conceptual de las variables constituye una abstracción articulada en palabras para facilitar su comprensión y su adecuación a los requerimientos prácticos de la investigación. 

Cada conceptualización es el resultado de la perspectiva que le da el investigador lo que a su vez se alcanza a través del enfoque teórico y las hipótesis que se planteen. El sustento teórico para las definiciones conceptuales lo da como marco teórico, en particular lo referente a la definición de términos, donde se ha podido dar diferentes tipos de definiciones como la etimológica, la nominal y la conceptual.


En el momento de la operacionalización de las variables se parte de la definición conceptual, pudiendo llegar a definiciones descriptivas que permitan pasar al siguiente paso: la definición operacional.


Básicamente, la definición conceptual de las variables constituye una abstracción articulada en palabras para facilitar su comprensión y su adecuación a los requerimientos prácticos de la investigación.


Para la definición conceptual se utilizan definiciones nominales y descriptivas. Se usan diccionarios enciclopédicos especializados y definiciones de textos seleccionados.
Cuando es necesario se realizan traducciones reales que describen la esencia o las características de un objeto o fenómeno adecuadas a los requerimientos prácticos de la investigación.


El investigador debe atender cuidadosamente a la correcta realización de esta etapa para evitar especulaciones.


Definición Operacional 


Constituye el conjunto de procedimientos y operaciones necesarios para identificar y agrupar un concepto en términos medibles, observables o manipulables, señalando sus aspectos o dimensiones, sus indicadores e índices.


Una definición operacional está constituida por una serie de procedimientos o indicaciones para realizar la medición de una variable definida conceptualmente. En la definición operacional se debe tener en cuenta que lo que se intenta es obtener la mayor información posible de la variable seleccionada, de modo que se capte su sentido y se adecue al contexto, y para ello se deberá hacer una cuidadosa revisión de la literatura disponible sobre el tema de investigación.


La operacionalización de las variables está estrechamente vinculada al tipo de técnica o metodología empleadas para la recolección de datos. Esta constituye el problema de mayor importancia en la fase metodológica.


La importancia de una correcta operacionalización se expresa por sí misma porque si las variables no pueden ser medidas las conclusiones serán vacías, empíricas y sin sentido. Estas deben ser compatibles con los objetivos de la investigación, a la vez que responden al enfoque empleado, al tipo de investigación que se realiza. Estas técnicas, en líneas generales, pueden ser cualitativas o cuantitativas.


Procedimiento para operacionalizar variables


Identificación de las Variables: Se reconocen el tipo de variables y se ubican coherentemente en cuadro de operacionalización de variables.
La definición operacional especifica los procedimientos necesarios para la identificación de un concepto en términos observables, medibles o manipulables, señalando sus dimensiones o aspectos, sus indicadores, e índices.


Según Tuckman hay tres formas de alternativas de construir definiciones operacionales (Flores Barboza; 1993: 169 -174).
TIPO A
Es aquella que construye en términos de las operaciones que deben ser ejecutadas para provocar el fenómeno o situación que se está definiendo. Es el más indicado para decir un fenómeno o una situación que un objeto.
TIPO B
Se construye en término de cómo opera el objeto particular, es decir, qué es lo que hace o en que consiste sus propiedades dinámicas. Estas definiciones suelen ser las más adecuadas para describir un tipo de persona, como en el caso de un contexto educacional.
TIPO C
Es aquella que se construye en término que describen al objeto tal como aparece, es decir, en término de lo que constituya sus propiedades estáticas.



El Indicador

Es la subvariable o subdimensión que da precisión a los aspectos o dimensiones para poderlos observar y medir, controlar, manipular o evaluar. Los indicadores cumplen las siguientes funciones:
·   Señalar con exactitud la información que se desea recoger.
·     Indicar las fuentes a los que se debe recurrir.
·   Ayudar a determinar y a elaborar los instrumentos de resolución de datos. Se componen de subindicadores o ítems (medida del indicio o indicado de la realidad que se quiere investigar).

Estos ítems o mediciones van a estar en coherencia con las variables, subvariables y se tiene en cuenta para la elaboración de las preguntas en el cuestionario.

En cuanto a los elementos que es necesario operacionalizar pueden dividirse en dos grandes campos, que requieren un tratamiento diferenciado por su propia naturaleza: el universo y las variables. La operacionalización del universo consiste en reducir a proporciones factibles de investigar al conjunto de las unidades que interesan. Es decir a la tarea de encontrar la forma de obtener información relevante sin necesidad de acudir a la medición de todo el universo posible de datos.

Es el aspecto cuantitativo de la operacionalización y, para resolverlo, se apela a la estadística, mediante las técnicas de muestreo.

La operacionalización de las variables es, por el contrario, de naturaleza básicamente cualitativa y tiene por objeto encontrar los indicadores a través de los cuales se expresan concretamente las variables.

Como ya se ha planteado la operacionalización de variables comprende la definición conceptual, la operacional y de determinación de las dimensiones e indicadores.

Del mismo modo que las variables son susceptibles de ser operacionalizadas, a través de los indicadores correspondientes, las hipótesis elaboradas teóricamente o conceptualmente, como relaciones entre variables pueden también sufrir el mismo proceso.

Así, para comprobar o refutar una hipótesis esta debe ser especificada, es decir, puesta en términos operacionales.

Determinación de Valores

Son las alternativas expresas o tácitas que se desprenden de las variables o indicadores, según el caso. En el proceso de tabulación de los datos suele emplearse los índices. El índice de variables, es la presentación ordenada y clasificada de ciertos datos cuyo manejo permite obtener un aumento de información, analizando el comportamiento y evolución de una variable o hecho con relación al tiempo y lugar.

http://www.catedraderamiro.blogspot.com

4 comentarios:

  1. muchas gracias, me ha sido de gran ayuda esta información

    ResponderEliminar
  2. Gracias es una muy buena guía, excelente blog

    ResponderEliminar
  3. Tengo una inquietud en la Investigación cualitativa es necesario operacionalizar variables? De algún modo este proceso no limita este paradigma?

    ResponderEliminar